Mascarillas corporativas para contribuir a frenar el coronavirus

El empleo continuado de las mascarillas se ha revelado como una de las herramientas más eficaces para evitar la transmisión del coronavirus. A diferencia de otras infecciones víricas, el COVID-19 sí se contagia en fase asintomática, por lo que la Organización Mundial de la Salud recomienda el uso de este tipo de protección individual para tratar de frenar la expansión de la pandemia.

En nuestra región, según la Resolución de la Consejería de Sanidad publicada en el Boletín Oficial de Cantabria el pasado 15 de julio, su uso es obligatorio para toda la población mayor de 6 años en aquellos contextos que puedan resultar proclives para la expansión del virus e independientemente de que se pueda mantener una distancia interpersonal superior a 1,5 metros.


Se exime del cumplimiento de la norma a las personas con enfermedad o dificultad respiratoria en las que el uso de mascarilla pueda agravar su patología, así como las personas discapacitadas o dependientes que no puedan quitarse la mascarilla o con alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización. Tampoco será obligatorio su uso durante la actividad deportiva individual y la actividad física en mayores de 65 años y en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad.



Ante esta circunstancia, Cintu Construcciones ha obrado de forma responsable y ha decidido producir una serie de mascarillas corporativas. Tanto el personal de oficina como nuestros operarios de obra han recibido protectores homologados, cuya eficacia a la filtración de partículas alcanza el 96 %. Igualmente, presenta una eficacia superior al 95 % tanto en la penetración de líquidos o bacterias como en la filtración de aerosoles. Unas mascarillas de tela gris y lavables, diseñadas específicamente para prevenir el pilling o defecto superficial de los textiles causado por el desgaste.



La obligatoriedad de uso afecta también a nuestros operarios de obra que deben utilizar este elemento protector de manera permanente. La única excepción en ese sentido contempla disponer de un permiso que exima de su utilización por realizar un trabajo físico. Su incumplimiento tiene la consideración de falta leve, de acuerdo con lo establecido en la Ley General de Salud Pública, y podrá ser sancionado con multas de hasta 100 euros, sin perjuicio de otras sanciones que pudieran imponerse, de acuerdo con la legislación vigente, por el incumplimiento de medidas sanitarias.


En Cintu Construcciones somos conscientes de que ahora nos toca ser responsables y cuidar tanto nuestra salud como la de todos los que nos rodean. Por eso, cumplimos estrictamente con todos los protocolos sanitarios establecidos por el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Torrelavega. De este modo, en nuestras oficinas de Santander y Torrelavega, hemos habilitado una estación higienizadora, con gel hidroalcohólico.


Por último, para aclarar cualquier duda que pueda surgir en torno a las excepciones que contempla la regulación que obliga a emplear mascarillas, compartimos con vosotros la guía rápida editada por el Gobierno de Cantabria.


Puede consultar la guía aquí

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square