La experiencia es un grado

La dilatada experiencia de nuestro equipo de operarios y la formación universitaria de nuestros jefes de obra son dos de las características que definen los trabajos que realizamos en Cintu Construcciones. La unión de ambos nos permite ofrecer soluciones eficientes ante las distintas situaciones a las que debemos enfrentarnos diariamente.


Así, en la rehabilitación que estamos realizando en un edificio de la calle Hermilio Alcalde del Rio de Torrelavega, nos encontramos con un defecto constructivo que afecta a la fachada del inmueble. Al picar el revoco, nos dimos cuenta de que la hoja de ladrillo exterior no tenía apoyo suficiente sobre el forjado. Es decir, en buena parte de la fachada, los ladrillos estaban en el aire, sin el apoyo mínimo de 2/3 de su espesor establecido por el Código Técnico de la Edificación.


Esta circunstancia, que se manifiesta especialmente en las zonas curvas de esta construcción, es la responsable de la aparición de un gran número de grietas que merman la durabilidad de los materiales pudiendo desembocar en futuros desprendimientos de la propia fachada.


Al percibir esta situación, optamos por recrecer los forjados de hormigón. Es decir, colocamos un refuerzo para aumentar la superficie de elementos de hormigón armado con el fin de conseguir el apoyo total de los ladrillos en sobre él. De este modo, se incrementa la estabilidad de la fachada.

Para solucionar esta deficiencia constructiva aplicamos una serie de varillas roscadas de tetracero de 8 mm de espesor, embebidas en los forjados en forma de “C”. Como puente de unión para los taladros realizados en el hormigón original, empleamos una resina epoxi “CHEM TQD espacial de taco químico” de la firma DESA. Este producto genera un anclaje de máxima resistencia que fija todo tipo de materiales.


Además, instalamos dos varillas longitudinales para dar forma a la estructura definitiva del recrecido ejecutado. El remate de la actuación lo realizamos con un mortero de reparación estructural tipo R4 denominado “Geolite10”, perteneciente a la gama de productos de Kerakoll suministrado por Almacenes Lavín, presenta unas elevadas resistencias mecánicas y una excelente adherencia sobre el hormigón. De hecho, está especialmente indicado para reparar elementos estructurales como muros de contención, pilares de gran transferencia de carga, túneles o plantas de tratamiento.


Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square