1/10

Rehabilitación de tejados

La cubierta es uno de los elementos principales de una vivienda o edificio, ya sea plana (terraza) o inclinada (tejado). Su gran exposición a las inclemencias meteorológicas hace que sea un elemento clave en la edificación.

 

Resulta muy importante que, quien lleve a cabo su rehabilitación, tenga los conocimientos necesarios para ello y que los materiales y sistemas constructivos empleados sean los apropiados para su tipología, diseño (inclinación, orientación, etc.) y zona geográfica.

 

En cuanto a la zona de actuación de nuestra empresa, el norte de España, lo más aconsejable en cubiertas inclinadas suele ser teja mixta o plana. El sistema que nosotros solemos aconsejar es la colocación “EN SECO”, por sus diversas ventajas: Mayor ventilación del tejado, mejor evacuación de filtraciones y reducción del peso del tejado.

 

El sistema tradicional sería recibir las tejas (generalmente cumbreras y limatesas) con mortero de cemento, un producto que con las dilataciones de los materiales y la degradación por el paso del tiempo hacen que se vuelva poroso y permeable al agua, además de facilitar la formación de musgo y vegetación. En caso de llevarse a cabo este último sistema, la proporción de cemento-arena ha de ser idónea, debido a que un exceso de cemento podría romper la teja ante una dilatación térmica y una carencia del mismo produciría una degradación precoz del mortero.