1/10

Este tipo de trabajos resulta uno de los más precisos y rigurosos, ya que se trata de la sustentación propia del edificio. En nuestro caso, contamos con un equipo de técnicos (ingenieros de obras públicas, arquitectos técnicos, etc.) para el control de dicha ejecución, los cuales pueden aportar soluciones que resulten eficaces para este tipo de trabajos tan delicados.

 

Existen muchos tipos de intervención. Por mencionar algunas:

 

  • Intervención en muros y pilares mediante sustitución de zonas dañadas, cosidos de grietas, zunchados, etc.

 

  • Intervención en forjados con sustitución de apoyos de vigas/viguetas, suplementos, parteluces, etc. 

 

  •  Intervención en fachadas con desprendimientos debido a la carbonatación y oxidación de armaduras del hormigón en cantos de aleros y forjados. En estos casos el tratamiento que se lleva a cabo ha de ser minucioso y cumplir todos los pasos a seguir para evitar la reaparición de dicha patología, ya que una escasa eliminación del óxido o un mal tratamiento pueden hacer que empeore el problema, a largo plazo.

 

 

Rehabilitación de estructuras